Los mallorquines también dijeron no a las nucleares (ni aquí ni en Japón)

Era martes por la tarde cuando me llamaron de la oficina de Madrid para animarnos a que nos sumáramos a los actos que se pudieran organizar en nuestra isla. El terremoto más fuerte sufrido por la historia de Japón, con el posterior tsunami y la amenaza de una catástrofe nuclear requería que saliéramos a la calle a manifestar nuestro apoyo al pueblo nipón y a exigir el cierre de las centrales nucleares. Sin embargo, como no se había organizado nada al respecto en nuestra comunidad, iniciamos una ronda de contactos con otras organizaciones locales para tratar de realizar algún acto conjunto. Era la primera vez que empezábamos, como grupo local, algo de esta envergadura.

El jueves por la mañana, después de muchas llamadas y correos electrónicos, conseguimos cerrar día y hora. Por delante nos esperaban dos días de difusión intensa en redes sociales, e-mails, llamadas a amigos y familiares, mensajes de móvil con el famoso “pásalo” y pegar carteles por toda la ciudad con la convocatoria. Fueron días intensos y ajetreados, pero la ocasión así lo requería.

Y llegó el día D. Sábado por la tarde, solo cuatro días después de la primera llamada, nos concentramos 200 personas con pancartas diferentes, incluso en varios idiomas, pero con un mismo mensaje: cerrar las centrales nucleares y apostar por las renovables. La mayoría de los que estábamos allí no nos conocíamos, pero no hizo falta para sentirse unidos por una sola causa. Allí estábamos, casi espontáneamente, aglutinando gente de diversas asociaciones y ciudadanos anónimos con nuestras pancartas y nuestras pegatinas.

Podría parecer que, como en nuestra comunidad no tenemos centrales nucleares, el tema nos es ajeno y olvidamos que apenas nos separan unos 200 kilómetros de las centrales de Ascó y Vandellós en Catalunya y, algunos más, de Cofrentes en Valencia. Como pudimos escuchar en el manifiesto leído en la concentración, con nuestra inminente conexión por cable eléctrico a la península, muy pronto los mallorquines también consumiremos energía nuclear. Y ahora más que nunca debemos hacernos oír: ¡Nucleares, ni aquí ni en Japón!

Xisca Oliver, voluntaria del grupo local de Mallorca

Acerca de L@s Voluntari@s

Los voluntarios y voluntarias de Greenpeace España actúan
Esta entrada fue publicada en Baleares y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s