Benvingunda a l’any al RWIII / Bienvenida al año en el RWIII

L’1 de gener de 2012 entrava i sortia la tripulació sense parar amb galledes, pals de fregar, draps i pintures. A coberta es treballava amb la màquina de pressió d’aigua per deixar-ho tot perfecte. Va ser un matí esgotador però els resultats es van deixar veure: el Rainbow Warrior estava com nou una altra vegada.

Al dinar es notava una mica la cara de cansament d’haver dormit just i haver treballat tan intensament, però hi havia una sorpresa a la pissarra: “Stop Summing 15:00 h, water 19º”, el que significava que hi havia una parada de mitja hora per nedar enmig de l’Atlàntic. A les 15h ja estava gran part de la tripulació a coberta esperant les indicacions del Joel, qui abans d’obrir la comporta ens explicà les normes de seguretat per a un bany d’aquestes característiques. La meva ment van començar a crear pensaments negatius, del tipus “I si se m’emporta la marea? Hi haurà taurons? Hi haurà alguna espècie que ens ataqui? En aquestes ocasions és millor deixar de pensar aquestes bogeries i tirar-se a l’oceà d’una vegada. I així va ser. L’aigua estava una mica freda però impressionava molt veure que no hi havia res al voltant excepte el vaixell i la marea, que et feia pujar o baixar uns metres. Va ser espectacular.

El segon dia de l’any em vaig llevar d’hora per veure com arribàvem a Las Palmas. Des de coberta es podia apreciar l’illa que ja estava molt propera. Mentre esperàvem l’autorització per accedir al port vaig aprofitar per acabar de llegir ‘Viatge a Amchitka’, que relata en primera persona els orígens de Greenpeace. Llegir el llibre durant el viatge m’ha fet pensar en les moltes diferències i similituds entre avui i fa 40 anys, quan un grup de persones es van embarcar en un vaixell pesquer per intentar aturar una prova nuclear.

A port, em va cridar l’atenció que dels vaixells atracats, sobretot d’un pesquer, sortia a rebre’ns la tripulació i alguns treien fotos. Vaig pensar que devia ser un de tants pesquers que saben que la sobreexplotació pesquera o el canvi climàtic poden acabar amb la seva feina i que saben que Greenpeace lluita per canviar aquesta tendència.

Vull donar gràcies a la gent del grup de Barcelona, ja que sense ells no podria haver viscut aquesta experiència ni haver-la explicat tan bé. I també gràcies a la Raquel i l’Araceli per aquesta oportunitat.

—————————————————————————————————————————————————

Bienvenida al año en el RWIII

El 1 de enero de 2012 entraba y salía la tripulación sin cesar con cubos, fregonas, trapos y pintura. En cubierta se trabajaba con la máquina de presión de agua para dejarlo todo perfecto. Fue una mañana agotadora pero los resultados se dejaron ver: el Rainbow Warrior estaba como nuevo otra vez.

Durante la comida se notaba un poco la cara de cansancio por haber dormido lo justo y haber trabajado tan intensamente, pero había una sorpresa en la pizarra: “*Stop Summing 15:00 h, water 19º”, lo que significaba que había una parada de media hora para nadar en medio del Atlántico. A las 15h ya estaba gran parte de la tripulación en cubierta esperando las indicaciones de Joel, que antes de abrir la compuerta nos explicó las normas de seguridad para un baño de estas características. Mi mente empezó a crear pensamientos negativos, del tipo “¿Y si se me lleva la marea? ¿habrá tiburones? ¿habrá alguna especie que nos ataque? En estas ocasiones es mejor dejar de pensar estas locuras y echarse al océano de una vez. Y así fue. El agua estaba un poco fría pero impresionaba mucho ver que no había nada alrededor excepto el barco y la marea, que te hacía subir o bajar unos metros. Fue espectacular.

El segundo día del año me levanté temprano para ver como llegábamos a Las Palmas. Desde cubierta se podía apreciar la isla que ya estaba muy cercana. Mientras esperábamos la autorización para acceder a puerto aproveché para acabar de leer ‘Viaje a Amchitka’, que relata en primera persona los orígenes de Greenpeace. Leer el libro durante el viaje me ha hecho pensar en las muchas diferencias y similitudes entre hoy y hace 40 años, cuando un grupo de personas se embarcaron en un barco pesquero para intentar parar una prueba nuclear.

Ya en puerto, me llamó la atención que de los barcos atracados, sobre todo de un pesquero, salía a recibirnos la tripulación y algunos sacaban fotos. Pensé que debía de ser uno de tantos pesqueros que saben que la sobreexplotación pesquera o el cambio climático pueden acabar con su trabajo y que saben que Greenpeace lucha para cambiar esta tendencia.

Quiero dar gracias a la gente del grupo de Barcelona, puesto que sin ellos no podría haber vivido esta experiencia ni haberla explicado tan bien. Y también gracias a Raquel y Araceli por esta oportunidad.

Aejandro, voluntario de Greenpeace Catalunya

Sigue a Catalunya en las redes sociales…

Facebook

Twitter

Acerca de L@s Voluntari@s

Los voluntarios y voluntarias de Greenpeace España actúan
Esta entrada fue publicada en Catalunya y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s